lunes, 1 de octubre de 2012

Pasar más hambre que un maestro

Hoy he estado leyendo un artículo en el blog: Tierra Charra, acerca del hambre que pasaban los maestros antaño, muy acorde con estos momentos de crisis. Ha sido muy interesante y además recomiendo este blog, es muy interesante. Hablo de ello en este blog porque habla extendidamente de los maestros de Ahigal y las penurias que pasaban en aquella época.


"Pasar más hambre que un maestro de escuela


Esta típica frase que se utiliza coloquialmente en situaciones de penuria económica tiene su origen en el siglo XIX debido a las situaciones extremas que sufrían los maestros y maestras de primera enseñanza de entonces que malvivían en muchos pueblos a causa de las dificultades económicas de los Ayuntamientos, a quienes les correspondía abonar sus, ya de por si, escasas retribuciones.

Y es que los consistorios de la época pagaban las consignaciones presupuestarias obligatorias de los Ayuntamientos dejando casi siempre en último lugar la referente a la enseñanza primaria, con lo cual a los maestros se les adeudaba normalmente la paga de varios meses. Y claro, llegaba el momento en que el dinero de las arcas municipales no daba más de si. Con lo cual los maestros y maestras,.... ¡a pasar hambre o a mendigar! Era esto una norma casi habitual en la mayor parte de municipios, hasta el punto de que los Gobernadores Civiles tuvieron que tomar medidas a fin de exigir a los Ayuntamientos el cumplimiento de esta obligación. La principal era la imposición de la correspondiente multa, que unas veces se pagaba y otras se perdonaba, ... y mientras tanto se iban acumulando meses de retraso. Al final, el Ayuntamiento pagaba los sueldos, pero,.... ¡cuando no tenía más remedio! Y esto solía ocurrir cuando llegaban las fiestas del pueblo. Aquí encontró el Gobernador una medida mucho más eficaz que las multas. En la mayoría de las localidades se celebraba algún festejo taurino y para ello se necesitaba el permiso de la autoridad competente, es decir, del Gobernador Civil. Éste consultaba la lista de "Ayuntamientos morosos" en el pago de salarios a los maestros de instrucción pública y .... mientras no hubiese abono ¡no había permiso!

El pueblo de Alberguería (Ciudad-Rodrigo) solicita del Gobernador permiso para celebrar una corrida de toros. Lo cual le será concedido cuando tenga satisfechas y al corriente las atenciones de primera enseñanza...
La Provincia, 9 de junio de 1890

Villavieja se encontró también en alguna ocasión en esta penosa y triste situación, que se resolvió adecuadamente, claro. ¡Al pueblo no se le podía dejar sin corrida! Asi que,.... se abonaron las retribuciones pendientes -no sabemos de dónde saldría el dinero- y hubo permiso para hacer el festejo de novillos. ¡Benditos toros! dirían los maestros.

Afortunadamente con la entrada del nuevo siglo, el XX, los sueldos de los maestros de las escuelas públicas pasaron a aser abonados por el Estado, al entrar estos emolumentos dentro de los Presupuestos Generales.
 
De todas formas, sus sueldos, no eran una cosa del otro mundo. Por ejemplo:


Por la Junta de Instrucción pública de esta provincia, han sido acordados los nombramientos de Maestros interinos siguienites don Braulio García Muriel, para la escuela de ambos sexos de Garcirrey, dotada con 350 pesetas; don Manuel Cuadrado Vicente, para la de Ahigal de Villarino, con 450; don Luciano Arnés, para la de Buenamadre, con 600; doña Carmen Moro, para la de Iñigo Blasco, con 250, y doña Rosa Andrés Martín  para la incompleta de niñas de Mozarvez, con 300.

El Adelanto, 30 de enero de 1899

Los Ayuntamientos, antes de que las retribuciones de los enseñantes pasasen a ser competencia estatal, intentaban por todos los medios rebajar sensiblementes éstas. Aquí tenemos un caso:

Escuela vacante en Ahigal de Villarino"
 ........." 
Como veis no está completo, para leer el artículo completo id a este enlace

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Si ,hoy estoy que lo tiro ,me he puesto a leer cosas de mi pueblo,y he comentado alguna cosilla en los enlaces o comentarios,lastima que no se puedan poner grandes
dialogos. Yo nací en Ahigal de Villarino. He presumido de que era el pueblo más pobre de España,y al preguntame que como lo podia demostrar,siempre he dado esta respuesta,en ese pueblo ,por no tener ,no teniamos ,ni envidia.¿ Queda claro ?

Pilar Fiusa dijo...

Tan pobre tan pobre, hemos aumentado la población y todo...

Anónimo dijo...

No se si Pilar me queria responder.
Vaya por delante, mis respetos,creo que no será de ese pueblo,que yo amo,
en el viví hasta casi los 12 años.
Por aquellas fechas,viviamos unas 220 personas,creo que hoy son muchos menos,esto se puede valorar de 2 maneras,todo ahora es de menos,o tocan a mas miserias los que quedan. Pero no se murio nadie de hambre.

Pilar Fiusa dijo...

hombre yo no vivo allí, ahora ronda los 28 creo. Soy nieta de Socorro, la que tenía el bar, y sigo visitando el pueblo varias veces al año. No sé cuántos años hará que no vives en el pueblo, pero ahora poca gente verás.

Pilar Fiusa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pilar Fiusa dijo...

Digo lo de que ha aumentado porque han venido un par de familias jóvenes y aumentó el censo.
Mi madre, Caridad, se crió en el pueblo, me dice quien eres para ver si te conoce.

Anónimo dijo...

Hola Pilar;
Ahora que ya sabes quien soy,y de que familia vengo,y viendo que estás
haciendo un esfuerzo,por divulgar el nombre de Ahigal y sus gentes y costumbres,no se si quieres conocer cosas y anecdotas del pueblo.
Me refiero a cosas del año 1960 para atrás.
He visto que tu hermano ha gabado unos videos,los cuales he visualizado
alguno,hay cosas que no recuerdo yo en esas imagenes,pero claro las cosas cambian,y pudiese ser que yo las enfocase desde otro angulo.
Como verás,hay cosas que igual no se pueden poner en un muro, a la vista de todo el mundo, pero muchas otras si, pues no dañarian a nadie.
Esto claro está,que te lo tendria que decir,por correo electronico,
pues considero que no es para mandarte mensajes y luego irlos quitando,
pues cuando se borran,queda esa duda,que ponia para que el autor lo haya eleminado.
Tu madre y yo tenemos cosas en común,ya te contaré,pudiesen ser que las
aguas del pueblo,pues antes habia que ir a la fuente a por agua.
Puede que estemos ante un descubrimiento.